GRUP LA PAU
  • Español
  • Catalán
  • Euskera
ACCESOS
chofer de ambulancia

Cómo ser TES conductor de ambulancia

Si estás pensado en empezar a trabajar como conductor de ambulancia, te contamos cómo ser conductor de ambulancias y cuáles son los requisitos para acceder a este trabajo.

Un conductor de ambulancias es un profesional sanitario que realiza diferentes tareas, tales como la conducción de la ambulancia, la atención primaria a enfermos o accidentados en un entorno prehospitalario y el abastecimiento de la ambulancia.

Requisitos para ser TES conductor de ambulancia

Cualquier persona que quiera ejercer esta profesión necesita realizar un curso que le capacitará para ser técnico en transporte sanitario. Con este curso solo se podrá conducir ambulancias del tipo A1 y A2.

Además, es imprescindible contar con pericia al volante. Por este mismo motivo es importante contar con una capacitación como conductor que debe ser acreditada mediante las distintas licencias necesarias para optar al puesto.

Otras de las características con las que debe contar el TES conductor de la ambulancia, más relacionadas con su personalidad son:

  • Mantener un estado de calma en situaciones difíciles.
  • Empatía y tacto para dar apoyo psicológico a familiares y pacientes afectados por una emergencia.
  • Ser responsable.
  • Agilidad mental, ya que en una situación de emergencia debes elegir qué ruta tomar para llegar lo antes posible a atender la emergencia.
  • Capacidad de trabajo en equipo.

Tipos de ambulancias y titulaciones necesarias

Es necesario obtener el certificado profesional de transporte sanitario para ser conductor de ambulancias. Esta titulación, como ya hemos comentado, habilita a la conducción de ambulancias no asistenciales.

Si se quiere conducir una ambulancia asistencial, entonces será necesario obtener la titulación de formación profesional de técnico en emergencias sanitarias.

Funciones de un conductor de ambulancias

Un conductor de ambulancias está capacitado para conducir este tipo de vehículos de emergencias hasta el lugar donde espera el paciente lo más rápido posible, y, sobre todo, de la forma más segura posible.

Esta no es la única función de un chofer de ambulancia, también tendrá que ocuparse de:

  • Ayudar a los técnicos de emergencias a transportar a los pacientes, subirlos a la ambulancia y bajarlos del vehículo.
  • Atender a los pacientes con alguna enfermedad o que han sido víctimas de un accidente.
  • Transportar a los enfermos con seguridad.
  • Mantener la ambulancia y sus equipamientos, realizando tareas de limpieza y mantenimiento básicos.

¿Y por qué debes ser chófer de una ambulancia? Si te gusta conducir y tienes ciertas habilidades, como por ejemplo: calma, sabes trabajar bajo presión, sabes atender a personas enfermas y necesitadas, proporcionarles apoyo y sabes cómo mantener un vehículo en perfectas condiciones… ¡esta profesión es para ti!